Si estás pensando en prepararte, por primera vez, para la Trailwalker o otro evento similar aquí te damos unos cuantos consejos básicos que nos dieron a nosotros en su día, y que aún seguimos aprendiendo.

Cada consejo es bienvenido y nos ayudará a mejorar nuestros entrenamientos con el fin de terminar la prueba con éxito.

Hablaremos en términos generales, cosas básicas que no se le pueden escapar a un buen caminador. Bien es cierto qué cuántos más kilómetros vayas ha hacer, la exigencia técnica irá aumentando proporcionalmente. Nuestra intención con esta publicación es cubrir lo imprescindible.

  • Entrenar con tus compañeros de viaje

Es muy importante realizar entrenamientos grupales con tu equipo. Porque es la única forma de conoceros cómo deportistas. Saber el ritmo de cada uno, los límites, la progresión, debilidades y virtudes, entre otras cosas. Todo eso es vital para qué el día de la prueba no salgan imprevistos, o al menos, minimizarlos al máximo. Además cuando entrenas en equipo aprendes mucho de los demás miembros, ya que a cada uno le pasará algo y lo explicará, de esa forma mejoraréis juntos y más rápido.

Una buena idea es planificar un calendario de entrenamientos, para mentalizarse y buscar la superación personal y entre esas fechas, que cada miembro refuerce aquello dónde ha flojeado más.

  • Kilómetros ¡Cuantos más mejor!

Cuántos más kilómetros lleven tus piernas antes del reto, mejor. Los músculos tienen memoria igual que el cerebro. Hay que hacer un trabajo enorme acostumbrando al cuerpo a sufrir, ha llegar al límite y superarlo. Es por eso que veréis que todo el mundo recomienda realizar entrenamientos de larga y corta distancia, para vencer la fatiga mental. Lo ideal es empezar de menos a más, pero no está mal meter alguno corto por medio y hacerlo con más intensidad.

  • Equipamiento para tus salidas

Para salir a caminar hay que llevar lo imprescindible, es importante ir ligero, cuanto menos peso lleves encima mejor. Tened en cuenta que el día de la Trailwalker irás con el equipo de apoyo, así que es posible que lleves menos peso que en los entrenamientos. Nosotros ahora mismo estamos llevando para entrenar:

  1. Un bidón de 500cl de agua cada uno
  2. Polainas deportivas de contención para los gemelos (va muy bien para los que sufren de subida de gemelo)
  3. Calcetines especiales para caminar con un recambio (parece una tontería pero se notan muchísimo)
  4. Zapatillas para caminar (no confundir con las de correr no tienen nada que ver)
  5. Bastones de senderismo regulables
  6. Pantalón tipo malla (di adiós al chándal Kappa de toda la vida)
  7. Aplicaciones de móvil para seguimiento de ritmo y km
  8. Cinturón para bidón con bolsillo para guardar alguna cosa más tipo el móvil
  9. Pequeña mochila de senderismo, útil para llevar comida, jersei, paravientos, recambios, etc (el día de la Trailwalker este punto lo lleva el equipo de apoyo)
  10. Frutos secos y fruta tipo mandarina o plátano.
  • Al que madruga Dios le ayuda

Lo siento, salir a caminar es sinónimo de madrugar. ¿Por qué? Porque estamos hablando de salidas de más de 3 horas dónde si empiezas muy tarde puede que tengas que volver de noche. Muchas veces caminaréis por senderos, pero otras habrá que cruzar carreteras o andar por arcenes, es importante realizar las rutas con la luz del día.

Además cuanto antes empieces, antes acabarás. Y si luego quieres aprovechar el día, es mejor empezar temprano, luego te sentirás mejor. ¡No seas vago y madruga campeón!

JUNTOS PODREMOS ¡Nunca caminarás solo!

Esto sería lo principal a tener en cuenta si uno se dispone a empezar con las caminatas de larga distancia. Cualquier aportación es bienvenida. Iremos profundizando en algunos temas a medida que vayamos mejorando y aprendiendo de esta apasionante experiencia.

Anuncios