¡Volvemos a la carga!

Después de que todo el equipo superara la última prueba de 37Km, decidimos subir aún más el nivel y atacar los 50km. Hay que recordar que la Trailwalker serán 100 duros KM y cuantos más tengamos en nuestras piernas, mejor.

En este deporte, la parte mental es muy importante pero más aún la salud de los pies y conocer el límite físico de cada uno.

Mucha gente puede pensar que caminar larga distancia es fácil, yo era de los que pensaba así y ahora os digo que es lo más duro que he realizado. Cuando llevas 20km te duelen las rodillas, las plantas de los pies, la espinilla, la cadera y estás fatigado igual que si hubieras salido a correr. Sin contar que pueden salirte ampollas, rozadoras, saltarte las uñas o fastitis plantar.

¿Ahora veis la importancia de probarse antes de los 100km verdad?

Lo dicho, cuantos más entrenamientos y km acumules ¡Mejor!

La Ruta

  • Distancia: 50km
  • Ritmo medio: 6,2km/h
  • Salida: Plaza Joanic – Cabrils (Ida y vuelta)
  • Desnivel: Llano
  • Típo de superfície: 10% Tierra, 90% asfalto.
  • Tiempo: Unas 10 horas y media, con parada para desayunar  y comer de 20 minutos
  • Hay que llevarse agua, bocadillos, frutos secos, barritas energéticas, tijeras, compeed y vendas anti roce

Captura de pantalla 2017-03-11 a las 20.05.36

¿Cómo nos fue?

Era un día lluvioso, salimos a las 6:30 de la mañana y sabíamos que sería la prueba más dura realizada como equipo hasta la fecha. Y más aún, si tenemos en cuenta que el 90% de la superficie era asfalto, el aliado número de uno para las ampollas, la dificultad era aun mayor.

Durante el trayecto de ida el entrenamiento fue un éxito. La vuelta ya no fue igual. A Mireia Fontanals se le empezó a cargar una de las piernas y a mí personalmente me salieron ampollas en los dedos pequeños que no me permitían apoyar bien el pie provocándome una carga en la planta que casi me lleva a una fastitis de caballo.

Los últimos 10km fueron muy duros, excepto para Xavier Gasull (mi padre) que es el terminator de las Trails y acabó que podía hasta correr si hubiese querido.

Él tiró del grupo y así pudimos conseguir los 50km, un reto inimaginable antes de empezar este blog. Ahora podemos decir que hemos andado 8km por encima de una Maratón.

El recorrido 

Por si queréis intentarlo, lo que hicimos fue bajar de Joanic hasta la Torre Agbar, cruzar hasta el Forum, cruzar el conocido barrio de la Mina hasta el puente del Besós. Una vez allí llegaréis al puerto deportivo de Badalona y más adelante a la fábrica Anís del Mono. Entonces ya será todo por el paseo marítimo del Maresme.

A la altura de Cabrils (veréis un cartel) podéis comer porque hay varios restaurantes. Coges fuerzas y atacas la vuelta.

Ahora toca recuperarse y pensar en grande. Haremos otro de 50 antes del día D.

50km Badalona
Aquí yo (derecha) con la crack Mireia Fontanals, pareja de mi padre

 

Anuncios